Fue el mandatario chino Deng Xiaoping el que declamó aquel leit motiv que defiende que "ser rico es ser glorioso". Lo hizo allá por el final de la década de los setenta para marcar el camino de una China que se subía al carro de la economía capitalista sin abandonar...

leer más