El otro tuvo lugar una celebración. Eran en torno a veinticinco personas, todos de una edad que oscila entre los treinta y muchos y los casi cincuenta. La gran mayoría celebraba con alborozo que ya los hubieran convocado para ponerse la famosa vacuna. "¡El año que...

leer más