Daniel Pinilla

Periodista y escritor. Con ganas de aprender siempre

Pasa adelante. Estás en tu casa

Mis libros

Portada de El Método Monchi
Portada de Hasta el mojito siempre
Portada de Operación Malinche
Portada de Polifemo vive al Este

Reflexiones urbi et orbe

Una pésima receta de Arguiñano

Trataré de ser concreto. Hay un futbolista del Real Betis que hoy ha sido declarado inocente en un juicio por posible maltrato a su expareja. Vivimos en una sociedad hipócrita donde la hombría es un bien altamente escaso, de tal forma que se critica sin conocimiento verdadero y a favor de lo que se considera políticamente correcto. Práctica asquerosa. Me explico en las siguientes líneas. El tal futbolista absuelto es Rubén Castro, tipo al que no conozco personalmente más allá de los muchos goles que suele anotar. En febrero de 2015, Karlos Arguiñano (popular cocinero presentado en los medios como un tipo presuntamente afable y bonachón), dijo lo siguiente en su programa televisivo de máxima audiencia: “El otro día, en un partido de fútbol, algún futbolista del Betis que ha debido tener un comportamiento violento con su pareja… Y los aficionados aplaudiendo, vitoreando al maltratador. Me parece, me parece terrible. El fútbol hay días que me enerva, o sea, la violencia que se crea a veces en los campos de fútbol. Yo pienso en los niños y he ido siempre con ellos al fútbol y no sé si ahora iría. Hay mucha violencia, mucha, desproporcionada. Una cosa es que en el fútbol puedas gritar o desahogarte y otra cosa es que vitoreemos al maltratador, por favor. Y que los árbitros no tomen medidas…”. Traducción: el chef vasco se suma al bienquedismo de estar en contra de la violencia de género; no quiero pensar que lo hace porque está de moda. ¿Conoce usted a alguien que en su sano juicio esté a favor? Yo estoy absolutamente en contra, pero no lo... leer más