Tonterías (cada vez mayores) de género

Tonterías (cada vez mayores) de género

Leo: “El urbanismo desde hace más de 20 años estudia de qué manera la configuración urbana, el reparto de los espacios públicos y privados afecta de manera distinta a los hombres y a las mujeres; a los niños y a los ancianos. (…) Por supuesto en términos de género hay impacto en muchísimas cuestiones que tienen que ver con el urbanismo; por supuesto también con el soterramiento de la M-30″. Bajo este argumento tan endeble se esconde el gasto de dinero (público, por supuesto; ningún defensor de la igualdad de género saca su cartera para respaldar su ideario) por un informe solicitado por el Ayuntamiento de Madrid.  Me voy ahora a Andalucía, donde el Instituto Andaluz de la Mujer y el Instituto Andaluz de la Juventud han presentado la campaña #NoSeasAnimal contra el acoso sexual callejero, una “práctica socialmente aceptada que normaliza el papel de las mujeres como objeto sexual”, según estos organismos. Traducción a un idiolecto no tan cursi: técnicamente el piropo ha muerto. Si usted se cruza con su vecina de sesenta años y le comenta con gracia y respeto que está radiante, la habrá cosificado, término habitual de denuncia por parte de la patulea de analfabetos funcionales que ocupa la mayoría de sillones gubernamentales. Quizás el gigante intelectual que ha abanderado este frenesí pro-igualdad-en-todo-por-cojones sea el expresidente Rodríguez Zapatero, quien todavía alardea de haber formado el primer gobierno paritario, en el que había igual cantidad de miembros memos hombres y mujeres, porque al parecer lo fundamental no es que sean los más brillantes (fueran todos hombres o todos mujeres), sino que pertenecieran a una cuota concreta que diera apariencia de buenismo a una propuesta tan aberrante....
Lampedusa en Cataluña

Lampedusa en Cataluña

El autor italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa fijó para la eternidad el concepto literario de lo inamovible vestido de novedad: cambiar todo para que nada cambie. Tal sentencia es perfectamente aplicable a lo que sucede en Cataluña tras las elecciones del 21-D: el mapa político continúa absolutamente fracturado con una sociedad dividida casi al cincuenta por ciento cuyas dos mitades no pueden ignorarse, con los votos flotantes de la marca blanca de Podemos, amantes de una equidistancia imposible y de estar al mismo tiempo en la ley vigente y en el golpismo. Inmadurez, que se llama.  Después de votar, todos los participantes pierden. La indiscutible ganadora, Inés Arrimadas, no podrá formar Gobierno. Puigdemont ha salvado el match-ball de ser la primera fuerza independentista, pero pierde la legitimidad de ser la lista más votada. ERC no ha logrado pasar por la derecha a su íntimo amigo-enemigo de peinado imposible. Iceta se ha quedado en lo que estaba, Podemos igual, los radicales de la CUP han perdido votos y grupo propio… y el PP se ha convertido en algo residual en Cataluña, como ya le sucede en el País Vasco. Deberá, por cierto, compartir Grupo Mixto con la CUP. Al menos eso va a ser divertido. Pienso que Rajoy es la mejor metáfora de lo que está pasando. Por vez primera en décadas el país se ha abrazado a sus símbolos nacionales y en Barcelona ha salido a la calle más de un millón de personas a alzar la voz y defender la aplicación del 155 y la intervención de su propio gobierno. Parece el mejor caldo de cultivo para que quien...
Cuando criticar se convierte en una actividad de riesgo…

Cuando criticar se convierte en una actividad de riesgo…

Seré breve. Parece que el exceso de piel fina y de idiocia miope en los que marcan el compás de lo políticamente correcto en esta sociedad nuestra es algo más peligroso de lo que yo alcanzaba a entender. Hace un par de días he regresado de la FIL de Guadalajara (México) y me encuentro con un cartel que (presuntamente) anuncia la Navidad en Sevilla. Aparece en el mismo un tipo angelical con aspecto de homosexual que acaricia la Giralda, ubicada en su entrepierna, como si se tratase de su falo. Eso es lo que ve todo el mundo, pero si lo dices abiertamente corres el riesgo de que te tachen de homófobo o de cosificador (que no sé qué cojones es, por cierto).  Lo cierto es que aquella máxima del pensamiento presocrático del examen permanente del ideal moral como base para edificar la sociedad se ha convertido en una cursilería insoportable que hace que no se pueda decir abiertamente que, por ejemplo, este cartel vale perfectamente para celebrar el día del orgullo gay, pero que desentna como icono de una festividad tradicional-católica-familiar. Esto es como si a una persona acude a una entrevista de trabajo ataviado con su túnica de nazareno y yo opino que es normal que no lo contraten porque nadie querría un excéntrico en su empresa que no entiende el cuándo ni el cómo. Y luego me salta algún iluminado acusándome de que soy contrario a los nazarenos o algo por el estilo… Por favor, un mínimo de nivel. En fin, sólo pido que a los que intentan mantenerse siempre en la estúpida equidistancia de la...
Si hay 21D decidirá un partido que no sabe lo que quiere

Si hay 21D decidirá un partido que no sabe lo que quiere

Un mes después de un referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, donde ha quedado confirmado que cualquier votante podía pasar por la urna cuantas veces desease porque el caos fue absoluto (hasta el punto de que se llegaron a contar votos durante la celebración de una misa…), el presidente destituido por el artículo 155 de la Constitución, Carles Puigdemont, ha sucumbido a la presión de la CUP y ERC, se ha tirado al callejón y ha decidido declarar unilateralmente la República Catalana para luego marcharse a tomar unos vinos a Gerona. Como si nada. Imagino que la tal Marta que aseguró (mintió como una bellaca) que la Policía le había partido los dedos uno a uno se habrá inflado a aplaudir a su líder y a su estrambótico corte de pelo. ¿Qué va a suceder ahora? De un lado está la Unión Europea, que no quiere tonterías con nacionalismos emergentes que puedan tocar las fronteras. Más líos, no gracias. Así que han apretado al inactivo Mariano Rajoy (qué lamentable que no haya sido ni para montar un mísero vídeo que desmonte la campaña de intoxicación que se creó con la mentira de que la Policía había apaleado brutal y masivamente a pacíficos votantes…) para que haga caso al rey Felipe VI y entienda que es hora de parecer que preside España y se deje de mirar a otro lado mientras financia (con el dinero de los impuestos de todos los españoles) a un gobierno regional en absoluta rebelión. 155 a canto. Italia, Francia y compañía temen un posible efecto contagio con el auge de nacionalismos que puedan fracturarles...
El 1-O, la ley del embudo y la culpa de todos

El 1-O, la ley del embudo y la culpa de todos

El próximo uno de octubre espero estar en Cuba (Dm), patria originaria de la bandera que hoy, convenientemente tuneada, representa al independentismo catalán. Sinceramente no sé qué va a ocurrir ese día. Por apostar diría que no habrá consecuencias reales inmediatas en cuanto a una escisión, pero se habrá estado tan cerca que puede que no quede más remedio que buscar una solución negociada de igual a igual, porque una parte se habrá empequeñecido tanto y la otra habrá aumentado de tamaño cual tumor. Llegar a este punto tan surrealista en el que un Estado (la nación más antigua de Europa) lleva años financiando su propia implosión se debe, entre otros muchos factores, a los siguientes: Pasqual Maragall decidió en 2003 dar un volantazo al PSC y descarrilar a un tripartito en el que traicionó a su propio electorado y asumió el ideario de ERC, lo que desembocó en el Pacto de Tinell y en una dialéctica falsaria en la que se habla abiertamente de dos legalidades, la española y la catalana, cuando según la Constitución (votada también por los catalanes), sólo hay una legalidad posible, la que reside en todos (he dicho todos) los españoles. El PSC huyó hacia adelante y apostó por un imposible para sobrevivir: el federalismo asimétrico, lo que es inviable por defecto, ya que lo federal es la unión entre iguales y no entre desiguales. Se abrió la puerta a una temeraria reforma del Estatuto que no había sido ni propuesta por Pujol. Zapatero anunció que acataría lo que se decidiera en Barcelona (aun antes de haberse decidido nada) y pronunció aquella memez de...
Atentado en Barcelona: reflexión en caliente

Atentado en Barcelona: reflexión en caliente

Llevo un rato tratando de contactar con mis amigos que residen en Barcelona para asegurarme de que se encuentran bien. No describiré lo que ha sucedido hoy 17 de agosto de 2017, porque ustedes ya sabrán. El atentado me produce una reflexión triste y pesarosa. Es cierto que cualquier acto de depravación merece una reacción contundente y efectiva (el derecho a la autodefensa), pero cuando te toca de cerca parece que duele más. Somos así.   La reflexión será breve. No trato ahora de encontrar el origen de esta demencia del daño gratuito al prójimo, su (sin)razón histórica y social, ni de señalar toda la inacción e inútiles minutos de silencio (quizás demasiada gente incapaz de entender que a veces la lucha es obligada) que nos han llevado a este punto. El otro día una buena amiga me refirió algo interesante. Me dijo: “El ser humano es el único ser viviente en la Tierra que es capaz de preocuparse por un igual sin conocerlo. Yo misma puedo sentir una íntima conexión con alguien del extremo Oriente sin que nunca nos veamos en persona”. Fascinante, pensé. No había reparado en ello. Viendo lo que ha sucedido hoy, es obvio que también el ser humano (algunos especímenes) es el único ser viviente de este planeta capaz de organizar en frío la mejor manera de sesgar la vida de gente a la que desconoce por completo, sin que medie la necesidad de cazar para buscar alimento. Es la psicopatía llevada al extremo. ¿Cómo un inocente bebé es capaz de involucionar hasta convertirse en semejante bestia?...