Día 29 de mayo de 2018. Pedro Sánchez pide al Congreso de los Diputados “consensuar la censura (a Rajoy) y posteriormente estabilizar la vida política y convocar a los españoles a las urnas“. Día 19 de junio de 2018. Pedro Sánchez declara: “Aspiro a convocar las elecciones en 2020 cuando acabe la legislatura; por tanto sí, agotaré la legislatura“.

Y aquí no passsssa nada

Esto que han leído es sólo un ejemplo de lo gratis que sale mentir en España para la clase política. Este tipo, Sánchez, acaba de tomar un avión oficial (que pagamos todos) para acudir de forma privada a un concierto de música en Castellón, mientras que en Ceuta y Algeciras viven una situación de colapso ante la agresiva avalancha de inmigrantes ilegales que, desesperados y alentados por las mafias (a su vez alentadas éstas por un discurso nada inteligente por parte del Gobierno), vienen invadiendo el país en los últimos días. Muchos efectivos de la Policía y la Guardia Civil han acabado con sus huesos en el hospital, mientras que Pedro Sánchez ha decidido que sus vacaciones (“un derecho y un deber”) son irrenunciables: tres semanitas fuera de combate, lo que visto lo visto, quizás sea hasta una buena noticia para el bien general. Y Sánchez no ha pedido disculpas ni se ha personado a ver a sus efectivos ni nada de nada.

Basta echar un vistazo a la situación como Rajoy ha dejado al PP para diagnosticar que el gallego sólo puede excusar su labor como presidente con los números de la recuperación económica, puesto que su partido está destrozado y el régimen constitucional puesto en franco peligro. No seré yo quien llore su ausencia, pero el que lo suple es un tipo que ha decidido que el principal problema del país es desenterrar a Franco (¿pensará sacar de la tumba también a Largo Caballero y a Santiago Carrillo?) y que le ha faltado tiempo para comenzar a devolver favores a los grupos independentistas que le auparon al poder.

Mientras tanto, leo hoy en un par de encuestas que Pedro Sánchez (de quien un alto compañero suyo de partido me dijo literalmente: “No iría con él a ningún lado; es puro ego”) es el político mejor valorado de España y que su partido sería a día de hoy el más votado. Debe de ser que aquí se ve demasiada televisión o es que yo no entiendo absolutamente nada. O ambas dos.

 

La foto es del PSOE, para más inri.